logo
¡Hola! Somos Natu y Nico. Nos encanta viajar y aprender sobre diversas culturas. Disfrutamos la naturaleza y hacer amigos en el camino. ¡Bienvenidos!

Instagram @UnViajeAmericano

¿Te querés casar en Bolivia? Boda en Samaipata | Blog UnViajeAmericano.com
fade
2429
post-template-default,single,single-post,postid-2429,single-format-standard,edgt-core-1.1,kolumn-ver-1.3,,edgtf-smooth-page-transitions,ajax,edgtf-theme-skin-dark,edgtf-grid-1200,edgtf-blog-installed,edgtf-header-standard,edgtf-fixed-on-scroll,edgtf-default-mobile-header,edgtf-sticky-up-mobile-header,edgtf-animate-drop-down,edgtf-search-covers-header,edgtf-side-menu-slide-from-right,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

boda en Samaipata

Boda en Samaipata

¿Alguna vez pensaste hacer tu boda en Samaipata? Si no lo has hecho, deberías. Sobre todo si vives en Bolivia.

Este post es muy especial para nosotros. A diferencia de la mayoría de los demás, no lo hemos escrito al momento de vivir la experiencia. Sino un año después. Y esto lo hace aún más especial.

Parece una historia sacada de un cuento. Este casamiento fue un antes y un después para nosotros. Tanto los novios como sus invitados hoy forman parte de nuestra vida. Y por este motivo queremos compartir junto a ustedes la importancia de esta noche en nuestra vida.

El Pueblito Resort
El Pueblito Resort es el mejor lugar para casarse.
Hermanas
Egon y sus hermanas.
Boda Samaipata
Rodrigo y Danae disfrutando su amistad.

Boda de Danae y Egon

La Boda en Samaipata que cambió nuestra vida

Vaya que nos resulta difícil escribir este post sin emocionarnos. Pero cuidado, que es una emoción de plena alegría. De hecho, mientras elegíamos las fotos que íbamos a publicar, ¡nos sorprendía encontrarnos con personas que hoy son nuestros amigos!

Vamos a poner las cosas en contexto. Como ya saben, nosotros salimos desde Argentina hacia Alaska en una Peugeot Partner Patagónica que llamaríamos “La Ñata”. Tal comentamos en el post de Michelangelo, habíamos venido a Bolivia para visitar nuestro amigo Diego Suárez Escalante, compañero y amigo de universidad más de una década atrás. Veníamos de disfrutar una semana en su casa junto a su esposa. Momentos antes de partir, nos convence que debíamos visitar Samaipata antes de seguir para el Salar de Uyuni. Aceptamos conocer su lugar favorito en el mundo. La idea era quedarnos apenas dos días, pero el Refugio de Fauna Silvestre Jacha-Inti nos enamoró tanto que esos dos días se convirtieron en dos meses.

Un día nos llama nuestro querido Matías Suárez (primo de Diego) invitándonos a comer un asado al mediodía junto a sus amigos y su hermano. Allí conoceríamos a su hermano MarioTeddy, Diego Tísera, Rodrigo y otros personajes. Encontramos tantísimas cosas en común para charlar. Pasamos unas buenas horas debatiendo e hicimos unas fotos juntas. Jamás imaginaría que se transformarían en un recuerdo para siempre.

Teddy Mario Samaipata
Teddy Samaipata
Hermanos Samaipata

Esa noche, mientras regresábamos al Refugio, nos manda un mensaje nuestro querido Matías para invitarnos a una boda… ¿Una Boda en Samaipata? ¡Pero si no tenemos ropa para la ocasión! ¿Qué íbamos a hacer nosotros ahí si no conocíamos a nadie?

No nos pregunten cómo, pero Matías nos convenció. Así fue que llegamos… dos viajeros vestidos para la aventura rodeados de un grupo enorme de invitados bien vestidos en el mejor hotel de Samaipata: El Pueblito Resort. No entendíamos qué hacíamos ahí. Pensamos que la gente nos miraría mal por nuestra imagen y la barba de Nico de varios meses. Pero sucedió todo lo contrario. Algo dentro nuestro sentía que algo especial estaba por suceder.

Amistad Samaipata
Una foto para la historia. El nacimiento de una larga amistad.

Es ley del Cruceño la Hospitalidad

Vaya que esta frase los define a estos Cambas. Aquellos prejuicios que nos hacían creer que no seríamos aceptados se cayó por la borda desde el primer instante donde comenzaron a recibirnos a los abrazos y sonrisas. Estábamos fascinados. Ni una persona criticando. Todo lo contrario. Eran súper amables, se reían todo el tiempo y nos venían a abrazar en grupo. Sería el principio de una gran amistad.

Mientras escribo este post se me llenan los ojos de lágrimas. No puedo creer que estas personas que hoy son parte tan activa de nuestra vida hayan estado todos juntos esa noche. ¿Cuántas veces sucede algo así en la vida? Somos muy agradecidos.

Matías comenzó a presentarnos sus amigos y familia. Entre ellos aparece Rodrigo Otero y su esposa María Laura. Al instante de charlar sentimos una conexión muy especial entre nosotros. Ambos pelados, felices, casados con mujeres excepcionales. Además publicistas. Él es socio de Twiiti.com, la mejor agencia de Bolivia. ¿Lo más increíble? ¡También orador de TEDx! Pueden hacer click aquí para ver su charla “Cómo ser un Millenial especial”. A partir de ese momento decidiríamos llamarnos “Hermanazos”. Es el día de hoy que sigue anotado así en mi teléfono. Hemos conocido a toda su familia, sido parte del nacimiento de su hijo, visitado la familia de Lau en Tarija y disfrutado innumerables aventuras juntos. El nacimiento de una gran amistad.

La amistad como punto de quiebre

Intentar nombrar las personas que hemos conocido esta noche y nos han cambiado la vida sería realmente difícil. Desde Walter, quien sin darse cuenta nos dijo la palabra exacta en el momento indicado para que tomemos la decisión de regresar (y nunca más irnos) a Santa Cruz de la Sierra. También estaba Teddy, quien nos dio un motivo para regresar a la ciudad. Y jamás olvidar a Diego Tísera, quien nos ofreció su departamento para quedarnos unos días y con quien terminamos viviendo dos meses juntos. Son personas que se habitarán siempre en nuestro corazón.

Este post no es sólo en referencia al casamiento de Danae y Egon. Sino es un homenaje a la amistad.

Vaya que nos hemos enamorado de estos amigos. A tal punto que decidimos postergar nuestro viaje. Y no sólo eso, sino meses después tomaríamos la decisión de vender “La Ñata”, sacar residencia de Bolivia, comprar “La Ñatanga” boliviana y pasar un año y medio más junto a ellos. ¿Les sorprende cuánto nos enamoramos de esta tierra y su gente? Ahora andamos hasta con ganas de comprar una casa aquí. Así de especiales son estas personas.

boda en Samaipata
Egon disfrutando su casamiento en familia.
boda en Samaipata
Danae es así de buena onda todo el tiempo.
Boda en Samaipata
Estos personajes nos hacen morir de risa.
Boda en Samaipata
Mario y el Señor de las Cartas divirtiéndose.
Amigos Samaipata Boda
Junto a Diego y Teddy. Capos.
Hermanas Bowles
Las geniales hermanas Bowles. Cracks.
Boda Bolivia
Recuerdo de los queridos novios.
Esta frase debería aplicarse a la vida misma.

Boda de Danae y Egon

Tu Boda en Samaipata será en El Pueblito

Madre mía… ¿cómo no recomendar El Pueblito para hacer tu Boda en Samaipata? ¿Por dónde comenzar a explicar por qué?

Imaginate disfrutar un fin de semana completo en el hotel más pintoresco con la mejor vista de la ciudad. Tiene forma de pueblito, es literal. Encontrarás la pequeña iglesia con hermosos vitreaux decorando alrededor. Todas las habitaciones poseen una temática distinta. Y, por supuesto, en el centro la plaza. Allí se monta una espectacular decoración que prepara la noche de tu boda en Samaipata. La idea es pasarse el finde junto a tus seres queridos y disfrutar la noche de tu vida. ¿Algo más?

El hotel es atendido por sus dueños. Son personas maravillosas. Ganaron tres años el premio de TripAdvisor al mejor hotel de Bolivia. Les dejamos algunas fotos que tomamos nosotros para que se enamoren de este lugar increíble.

El Pueblito Resort Estrellas
Cielo estrellado samaipatense en El Pueblito Resort.
Boda en Samaipata
Entrada de la hermosa Iglesia.
Ruinas El Pueblito Resort
El hotel está repleto de detalles por todos lados.

Boda de Danae y Egon

Mención Especial: Nuestro querido Matuco

Boda en Samaipata

Matías está en todos lados. Es de esas personas que nacieron tocados por la varita mágica. Tiene un corazón enorme, acorde a sus casi dos metros de altura, y con sus brazos a modo pulpo te abraza con plena alegría. Todo el mundo lo ama. No somos la excepción.

Desde el primer instante que lo conocimos en el restaurante de su familia Michelangelo (pueden conocer la historia aquí) nos dejó encantados. A partir de allí nunca perdimos contacto. Hoy en día ya es como el hijo que siempre quisimos tener. Hemos pasado innumerables momentos juntos: nuestros cumpleaños, navidad, año nuevo, viajes a Samaipata y República Dominicana. Matías llegó a nuestra vida para quedarse.

Refugio de Fauna Silvestre Jacha Inti Previous Post
Comité Pro Santa Cruz Next Post

De Argentina a Alaska... y algo más :)