logo
¡Hola! Somos Natu y Nico. Nos encanta viajar y aprender sobre diversas culturas. Disfrutamos la naturaleza y hacer amigos en el camino. ¡Bienvenidos!

Instagram @UnViajeAmericano

Alicante: Una Historia con Final Feliz | España | Blog UnViajeAmericano.com
fade
2701
post-template-default,single,single-post,postid-2701,single-format-standard,edgt-core-1.1,kolumn-ver-1.3,,edgtf-smooth-page-transitions,ajax,edgtf-theme-skin-dark,edgtf-grid-1200,edgtf-blog-installed,edgtf-header-standard,edgtf-fixed-on-scroll,edgtf-default-mobile-header,edgtf-sticky-up-mobile-header,edgtf-animate-drop-down,edgtf-search-covers-header,edgtf-side-menu-slide-from-right,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Alicante

Reencuentro en Alicante

Posts emocionales si los hay este de Alicante. Poco más de diez años atrás, Nico se aventuró en su primer viaje largo en solitario. ¿Destino? Roma. En búsqueda de un amor.

Jamás imaginó lo que sucedería a continuación. Luego de unas semanas de ensueño entre Roma, Almería y Madrid, la relación no funcionaría. Pero no estaba todo perdido.

El destino lograría que llegara a Alicante, donde conocería a grandes amigos que marcarían su vida por siempre. Bienvenidos a una de esas hermosas historias con final feliz.

Alicante
Felicidad. Marisa y Sergio, mis padres en España.
Alicante
Hermoso reencuentro franco-español.
Puerto-alicante
Junto al querido amigo uruguayo Guzmán.

Reencuentro en Alicante

¿Por qué Alicante?

Es fascinante recordar momentos en la vida donde uno pensó bajar los brazos y la recompensa de no hacerlo fue tan grande que no puedes creer cómo ha sucedido. Este es uno de esos instantes.

Cuando se terminó la corta relación con esta chica española que había conocido, me encontré solo en un continente donde no conocía a nadie. Llegué a Madrid en aquel entonces intentando encontrar cómo hacer para quedarme unos días más y no regresar a casa con un recuerdo triste. Intenté, con mi poca experiencia en viajes de ese entonces, hacer unos pesos como diseñador gráfico. La cosa no funcionaba.

Entre idas y vueltas recibiría una invitación. Franquito, un amigo porteño, estaba parando con sus tíos en Alicante. La idea era ir unos días a conocer y ver qué podía suceder.

Me enamoré de esta hermosa ciudad costera del Mediterráneo. Intentando buscar oportunidades por todos lados, conocí este grupo de personas maravillosas que pasaron a ser parte de mi vida para siempre.

Cuando se vencieron los tres meses del viaje, regresé a Argentina para darme cuenta que lo único que quería era estar en Alicante otra vez. Regresé y estuve varios meses, hasta que mi padre enfermó y regresé a cuidarlo. Fue uno de los peores momentos de mi vida. Seguimos en contacto con todos los amigos y hasta tuve la oportunidad de regresar a saludar tiempo después. Pero ya no podría quedarme, porque estaba encaminado en mi mayor pasión filantrópica que resultó en la creación de la ONG en Dubai. Pero ya hacía ocho años que no regresaba. Y no sólo eso, sino que ninguno de ellos había tenido la oportunidad de conocer personalmente a Natasha, a pesar de haber hablado en varias oportunidades con ella.

Cabocopy
Disfrutando unos mates junto a Miguelito en Cabocopy.
Silvia Adriasola
Tarde de profundas charlas con Silvia Adriasola.
Cabocopy
La nueva tienda de informática de Sergio.

Llegó la oportunidad tan esperada. Debíamos viajar a Dubai y Tailandia, por lo que aprovechamos para hacer escala en España. Haríamos base en Barcelona en casa de Mariano donde nos encontramos con nuestros amigos chaqueños Gaby y Héctor. Así llegaría el reencuentro tan deseado. Habían sucedido los ocho años más movidos de mi vida. Cientos de experiencias. Podría compartir el recuerdo de mi vida tan feliz en Alicante con Natasha. Un sueño cumplido.

Sentimos que el mundo se había detenido en el tiempo. Ellos seguían felices, sonrientes. Viviendo en este paraíso. Encontraron la forma de mantener su vida con el optimismo que los caracterizaba. Claro que se notan los cambios, especialmente en las más hijas de los amigos que ya dejaron de ser adolescentes y hoy ya están trabajando o en la universidad. Es muy emocionante. Disfrutamos cada día al máximo. Natu entendió por qué me había enamorado de esta gente al instante.

Pizzahora
Pizzahora es hogar de lindas historias. Además de las mejores pizzas.
Alicante
Primos italo-argentinos de Sergio de visita.
Museo Volvo
En el Museo Volvo con Guzmán.
Pizzahora
Artista retratando Artista 🙂
Pizzahora Marcos
Marcus siendo retratado siempre sonriendo.
Familia Alicante
Aïda, Gelu y Marc. Una familia hermosa.
Marc Almodóvar
Marc. Un gran actor. Tranquilo con su foto casual 😉
Mate Alicante
El Mate. Fiel compañero de aventuras.
Alicante Familia
De paseo en familia.

Reencuentro en Alicante

La Famosa Paella de Marc

Alicante no sería Alicante sin la paella de Marc. Ni sin sus pizzas, espagueti Carbonara o la exquisita lasagna de Gelu. De hecho, ellos son dueños de mi pizzería favorita en el mundo: PIZZAHORA. Si están en Alicante no se lo pueden perder.

Cada ocasión especial que encontramos para celebrar un momento inolvidable, Marc decide hacer una paella. Parece que hacía cierto tiempo que no preparaba una. ¿Qué mejor excusa que nuestra visita? Encima como si fuera poco, ¡su mejor amigo francés Francis había llegado a la ciudad para saludarlos de sorpresa junto a su familia! Era el día perfecto.

Marc y Gelu se toman la preparación de su delicia con gran pasión. Hasta el mínimo detalle. Eligen la entrada, los vinos, el postre, todo. El resto “que la cuenten”, como diría nuestro amigo cruceño Matías Suárez. Fue un día extraordinario que funcionaría como frutilla del postre para un viaje perfecto. Y podríamos tomar muchas fotos. Muchas gracias queridos amigos.

Como saben, nos gusta compartir lo que vale la pena. Aquí los datos de Pizzahora en Alicante:

Paella Alicante
La tan aplaudida Paella de Marc.
Paella Marc
Una delicia compartida entre amigos.
Aida Almodovar
Aïda era una pequeña niña cuando nos conocimos.

Reencuentro en Alicante

Mención Especial: Manita Agus

Agustina Spaltro

Agus pasó a ser como una hermana menor luego de tantos años de amistad con su familia. Cuando nos conocimos era muy jovencita. Siempre tuvo desarrollado amor por el arte. Le apasionan los animales; a tal nivel que se volvió vegana. Valoro cuando las personas toman estas decisiones porque son constantes y predican con el ejemplo lo que piensan. Hoy se está desarrollando como fotógrafa especializada en eventos sociales como casamientos, cumpleaños y celebraciones especiales. Tenemos más de una cosa de qué hablar. Hemos disfrutado varias charlas sobre filosofía y arte durante los días que pudimos estar juntos. Ya la extrañamos.

Sesión por Gabriel Tkaczuk Previous Post
La Rinconada Ecoparque Next Post

De Argentina a Alaska... y algo más :)